lunes, 16 de julio de 2007

Está todo bien... ¿Está todo bien?


Es una frase repetida, cada vez que nos cruzamos con alguien y preguntamos: -¿Cómo estás? A veces puede ser real, pero no siempre.
Así nos acostumbramos a vivir en condiciones inferiores a lo normal, permitiendo que lo anormal pase a ser cotidiano, renunciamos al buen vivir, a la dignidad y lo más triste, transmitimos con el ejemplo a las nuevas generaciones la misma perspectiva, conformándonos, nivelando hacia abajo.
Casi siempre tenemos justificativos:
Mis padres vivieron así, siempre fue así, no se puede cambiar, no hay remedio,
no vale la pena...
La trágica situación que vive nuestra sociedad debería hacernos reflexionar que algo no estamos haciendo bien.
Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma. Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana.
El autor de esta frase algo sabía, no solo invitaba al descanso, sino a una nueva vida.
TODOS, estamos invitados a ser parte del cambio ¿Por qué dejar pasar la oportunidad?

Seguidores (15/01/09)

Google+ Seguidores