Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2013

Familia perfecta o Familia saludable

En realidad, las familias perfectas no existen lo que si podemos hacer es construir una familia saludable. Como sabemos, todas las familias tienen desacuerdos, atraviesan por etapas difíciles, experimentan pérdidas y cambios, sus miembros maduran y sus necesidades se tornan distintas; lo que diferencia a las familias saludables de las poco funcionales es la forma en que enfrentan los conflictos, en que aceptan a las personas con sus diferencias, en su capacidad de amarse en momentos de adversidad, y sobre todo, son familias que tienen a Dios como centro de sus vidas.
Aquí te damos algunos consejos prácticos que puedes seguir para construir una familia saludable:
¡Conversemos!: Una comunicación adecuada es promover el diálogo, es decir comunicación entre los miembros de la familia, hacerlo mediante las estrategias adecuadas que se basen en la empatía, comprensión y afecto, de esta manera, nos acercamos al mundo interno del otro. Por el contrario, el sarcasmo, la ironía, la imposición, …

El matrimonio, ‘punto de misión’

02 DE AGOSTO DE 2013

Como sabéis, frecuentemente hablo de lo que es la iglesia misional y qué es ser un creyente misional. Hoy me gustaría hacer una reflexión de cómo afecta el ser un creyente misional al ámbito del matrimonio y por extensión a la familia.

Una parte importante del conflicto matrimonial existe porque no nos concebimos misionalmente. Nos concebimos a nosotros mismos como personas que estamos en el matrimonio para recibir amor, cobertura, soporte, etc.

La base de la relación matrimonial en la sociedad occidental es el enamoramiento, la relación romántica. Por ello, la forma de evaluar la calidad de una relación es si estoy recibiendo aquello para lo que entré en esa relación. Cuando esa base sentimental flaquea, cuando no recibo lo que se esperaba, cuando la otra persona muestra sus defectos, incluso sus pecados, me siento estafado, engañado, frustrado por haber encontrado que el príncipe azul se convirtió en la bestia negra. La fase del enamoramiento con la idealización…