miércoles, 29 de junio de 2016

Jesucristo ahora más que nunca

Estamos viviendo tiempos muy interesantes en muchos aspectos, por los sorprendentes adelantos que está experimentando la humanidad en todas las disciplinas habidas y por haber. Hoy como nunca antes surgen nuevas corrientes de pensamiento que no dejan de impresionarnos en muchos aspectos.

Por otra parte también se proponen nuevas formas de gestionar la política y la organización social de los ciudadanos en las grandes urbes. Una catarata de nuevas ideas publicitarias invaden los medios audiovisuales y los nuevos ideólogos sociales no cesan de calcular como capturar la atención de las masas para conseguir los fines preestablecidos por lobbys de todo tipo, especialmente económicos.



El cuarto poder, como se ha definido a los medios escritos, nos propone nuevas corrientes de opinión que tratan de persuadirnos hacía un nuevo modelo de sociedad donde la idea de Dios más temprano que tarde se consiga erradicar de la conciencia social como un mal a extirpar para liberarnos de los viejos demonios de opresión como los que supone la religión organizada, que nos culpabiliza y nos reprime de la verdadera expresión de nuestro yo reprimido, por una sociedad aburguesada y decadente a la vez que hipócrita en muchos sentidos (esto es lo que piensan algunos. Y también es el argumentario que se utiliza en las universidades de forma continua y generalizada).

En otro sentido, diferentes sociólogos proponen evaluar positivamente el fenómeno religioso y tratar de encauzarlo adecuadamente para que no se produzca un choque de trenes entre culturas y civilizaciones diversas (especialmente entre islamismo y cristianismo).

Se buscan liderazgos carismáticos que sorprendan a propios y a extraños, el fenómeno populista tanto a la derecha como a la izquierda esta suscitando reacciones cada vez más pendulares debido al déficit de credibilidad en la vieja clase política, por las continuas corrupciones que se descubren continuamente.

El fenómeno migratorio y la constante amenaza terrorista de los radicales islámicos esta generando repliegues en todo el mundo y especialmente en Europa, prueba de ello es la salida o brexit del Reino Unido de la UE, más allá de su nostálgica pretensión imperialista.

Entre tanto ruido mediático y tanta incertidumbre socio política como estamos viendo y oyendo en todo el planeta necesitamos un referente creíble que nos imparta seguridad y estabilidad, no solo política sino también humana y por supuesto espiritual. Nunca se fue del imaginario social, pero hoy vuelve con más fuerza que antaño; Jesucristo Ahora Más que Nunca. Él y solamente El, es nuestra única esperanza en un mañana mejor, Jesús es el Único Camino a Dios el Padre, la Verdad suprema y la Vida verdadera. El es el faro de esta humanidad perdida en sus propios extravíos. Mientras tanto, Dios sigue mostrando su amor hacía nosotros en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros…  
Leer más: http://protestantedigital.com/magacin/39705/Jesucristo_ahora_mas_que_nunca

Seguidores (15/01/09)

Google+ Seguidores