domingo, 1 de septiembre de 2013

Cosas Buenas

www.bbc.co.uk/
Un ciudadano español en campaña por poner fin a la disputa entre Reino Unido y España sobre Gibraltar llegó al territorio después de caminar durante cuatro días cargando una enorme cruz de madera sobre la espalda.
Lindo ejemplo, las causas no terminan en un escritorio o una oficina, viven en el corazón de algunos dispuestos a hacer lo que esté, pacíficamente, a su alcance para mantenerlas conscientes del colectivo popular.
Tiempo, esfuerzo, fe, y oración de un desempleado para interceder ante Dios por una causa entrañable.
Buenas noticias, dignas de compartir. En este mundo caótico siguen pasando cosas buenas.

Seguidores (15/01/09)

Google+ Seguidores