Ir al contenido principal

Acerca de la educación espiritual de los hijos.


Me gustó el artículo y lo comento desde la perspectiva no del “superado” sino como una confirmación para aquellos que sí tratamos de fundamentar a nuestros hijos en lo que sostenemos es el único Camino. La autora expone su situación ante la crisis y entiendo que lo hace sin pretender rédito alguno, solamente compartir lo suyo. Léalo completo por favor.

Y como muchas veces queda al descubierto la hipocresía que está en todas partes. La hipocresía a la que temo. La hipocresía que daña, a uno y a otros, que se filtra por los poros, la que me cuesta desalojar totalmente. La que como un ocupante clandestino se va, y vuelve apenas me descuido.

Hipocresía aprendida. Interesante mirada de J. L. Borges en esta nota.

La vida, es sumamente compleja, salvo que hayamos nacido espontáneamente en una isla abandonada (un caso un poco extraño), lo normal es convivir con otros y tratar de entendernos sin superponernos, lo cual resulta algo idealista. Como esto normalmente no se da, aparece ella.

Vuelvo al artículo del diario y a la educación de los hijos, a esas personas amadas...
En la autora percibo lucha, lucha interna, y... “es dura cosa dar coces contra el aguijón”, la instrucción recibida de niña en el Camino es lo que hace que la adulta de hoy, alejada, considere: Yo, mientras tanto, intentaré no enmudecer ante la imagen de la pasión de Cristo, y reconciliarme con las creencias que, mal que me pesen, me permitieron forjarme una identidad.

Hace tiempo, dejé de creer, pero la conciencia no se puede silenciar y a pesar de todo lo decidido y vivido, la palabra aprendida no deja de incomodar, “me pregunto si las licencias que me he tomado, si las conclusiones a las que he llegado son válidas, no para mí, sino para otros”. ¡Aleluya!

Celebro, porque educar hijos es TODA una responsabilidad, y si aún se ve una tenue luz de la imagen de Dios en el hombre apartado, en algún momento llegará el desafío.  Y es que de pronto vi tambalearse todo mi sistema de creencias. El edificio entero resquebrajándose en mil pedazos.
No sé, tampoco, cómo enseñar el agnosticismo a un niño. Esta es una opción de pensamiento, a todas luces, adulta.
Los niños creen. Es algo intrínseco a su naturaleza. No solo creen, sino que necesitan creer. Un niño sin fe es un adulto.
Creer es una forma de llenar el vacío. De cubrir las lagunas de lo inexplicable.
A veces pienso que, como un avestruz, intento negar una realidad que, tarde o temprano, deberé enfrentar.

Lo que el Dalai Lama dijo, es lo que muchos siglos antes Jesús mandó: “Yo les he dado el ejemplo, para que ustedes hagan lo mismo”. Claro el problema está en nuestra obediencia, en la sinceridad, algo opuesto a la hipocresía y que Jesús reprendió.

Comparto el peso de la responsabilidad cuando dice: hacia las bases de lo que les enseñaré.

Tal vez, la autora tema aún volverse al camino de la fe abandonando su actual sistema, pero nosotros ¿A que le tememos?

En medio de la lucha, ella cede y aparece el viejo sistema interesado en replicar esa hipocresía que critica, He decidido, pues, enseñarles que la bondad se ejerce desde el silencio de la conciencia.

No es grato ver niños hechos adultos por una sociedad que ha hipotecado su inocencia (la de los niños) por unos pesos o un poco de comodidad al evitar el “que dirán”.

Ella lucha, nosotros luchamos, desde distintos planos pero confío en que la palabra implantada en su niñez dará fruto. Entre tanto, no nos dejemos avasallar por el pecado. Luchemos con las armas del Señor y tendremos victoria, eduquemos en amor y con Verdad y veremos surgir una sociedad regenerada de la mano de Jesucristo, el Señor.

Todo esto, sin ánimo de ofender a alguien.-

Entradas populares de este blog

El aborto: ¿legal o ilegal?

En estos días ingresaron tres proyectos de ley al congreso que intentar reglamentar el procedimiento de abortos no punibles ya contemplados en la ley, específicamente en el artículo 86 del Código Penal, que señala:

“El aborto practicado por un médico diplomado con el consentimiento de la mujer encinta no es punible: si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios; si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. En este caso, el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto”.

Otros, más audaces, presagian que esto es la antesala para la legalización de todo tipo de aborto. El motivo que se esgrime en esta nueva propuesta es que las mujeres pobres mueren cuando se hacen un aborto en condiciones precarias. Sin embargo, la legalización no necesariamente baja la tasa de mortalidad, menos si se considera la tasa…

Las misiones existen porque la adoración no existe

Octubre 27, 2012 Las misiones existen porque la adoración no existe: Un legado de Bethlehem, heredado y dejado en herencia John Piper, Texto: Tito 3:4–14    Tema: Misiones mundiales
Este es mi trigésimo y (dependiendo de cómo ustedes lo cuenten), es el último mensaje sobre misiones que daré como pastor de ustedes, exceptuando el hecho de que todos mis mensajes son sobre misiones, para los que tienen oídos para oír. Pero usted sabe a qué me refiero. Cada año, (menos uno), comenzando el 13 de noviembre de 1983, he predicado durante nuestro enfoque de otoño sobre las misiones globales. Y éste es mi último. ¡Qué gran privilegio ser parte del legado de Bethlehem de las misiones mundiales! Guiar a Bethlehem es guiar a una agencia misionera mundial. No solo a una iglesia. Sino a una iglesia que se ha convertido en una organización mundial de envío de misioneros. Este liderazgo en misiones globales fue una herencia que recibí y que no creé. Y es un legado que lego con gozo sobreabundante a Jaso…

¿Curarse en salud?

Tarde. Ayer, 7 de Abril, fue el Día Mundial de la Salud
No he notado repercusión alguna en mis redes sociales, pareciera que hay temas más importantes.

La OMS habría descubierto la magnitud que tiene la contaminación atmosférica en la salud.
La calidad de vida depende del estado de salud de la sociedad, no se reducirá la pobreza en medio de la enfermedad.
Se acercan las bajas de temperaturas y empiezan los problemas, las alergias, asusta la economía, la ausencia de buenas comidas y el no-acceso a la medicina en tiempo y forma.
Se argumenta a favor de la educación, pero los docentes están mal pagados, y no sé si capacitados para acompañar en las nuevas problemáticas sociales, abusos, adicciones, rupturas familiares, carencias afectivas y, la ausencia de políticas de Estado para enfrentar “en serio” estos temas. Discursos sobran, los resultados demuestran otra cosa.
Sí no se atienden las necesidades básicas de las personas no habrá progreso sino postergación, frustración, y mayor agresi…