lunes, 4 de enero de 2010

Merecido reconocimiento

El reconocimiento es una de las necesidades básicas del ser humano.

Josué, un lider-siervo, dice estas hermosas e inspiradoras palabras a aquellos que por siete años aproximadamente habían dejado atrás a sus esposas, hijos, bienes, en favor de todo el pueblo. A quienes habían priorizado el bien común sobre el derecho o bien individual.

Josué había sido reconocido por su lider-siervo Moisés, por Dios, por el pueblo y ahora él hacía lo mismo con esta parte de su pueblo.

¿No hay alguna persona (después de Dios) a quien debamos reconocer?

Seguidores (15/01/09)

Google+ Seguidores