sábado, 18 de julio de 2009

Un mundo anunciado

Entrevista con Zygmunt Bauman
Un mundo nuevo y cruel.
Revista Ñ







El sociólogo que sacudió a las ciencias sociales con su concepto de "modernidad líquida" advierte, en una entrevista exclusiva, que hay un temible divorcio entre poder y política, socios hasta hoy inseparables en el estado-nación. En todo el mundo, dice, la población se divide en barrios cerrados, villas miseria y quienes luchan por ingresar o no caer en uno de esos guetos. Aún no llegamos al punto de no retorno, dice con un toque de optimismo. Leer todo el artículo...

Y creo que es cierto. Aunque este mundo nuevo y cruel, que está dando sus primeros pasos, no me cabe duda que la sorpresa de algunos se debe a lo que Jesús decía:

Y harán esto porque no conocen al Padre ni a mí. Mas os he dicho estas cosas, para que cuando llegue la hora, os acordéis de que ya os lo había dicho. Jn 16:3-4

Este mundo de divorcios afecta ahora a sus gestores poder-nación como en las películas de ficción en que el hombre se ve superado por los robots. Van desapareciendo las naciones y sus banderas, hoy se celebran alianzas transitorias como el G7, G8, G20, OTAN, etc., etc., etc. Pero ninguna tiene identidad, principios o valores comunes, solo el interés de no quedar excluidas del sistema.

Entre tanto la vida para muchos discurre entre la miseria y la enfermedad, el delito y la violencia impunes. El libro de Daniel describe estos tiempos como los pies del coloso, mezcla de hierro y barro, un reino dividido porque el hierro y el barro no se mezclan.

El punto de no retorno será el tiempo final, cuando la piedra se desprenda finalmente y termine destruyendo definitivamente estas alianzas impuras.

¿Estaremos preparados para ello?

Zygmunt Bauman, con optimismo (expresa el periodista) informa de su visión de este tiempo. Yo creo que Dios está hablando para que creyentes o no, despertemos del sopor de nuestras vidas medio acomodadas y pongamos manos a la obra en la tarea de evitar que las nuevas corrientes nos arrebaten la única oportunidad de vida digna que Dios nos ofrece.

¿Por qué no busca a Dios? El tiempo es hoy.

Seguidores (15/01/09)

Google+ Seguidores