sábado, 9 de mayo de 2009

Poderoso testimonio en la adversidad

Hallan en una botella el mensaje de siete víctimas de Auschwitz.

Obreros que realizaban reformas cerca del ex campo nazi de exterminio de Auschwitz, en el sur de Polonia, encontraron una botella con un mensaje escrito por prisioneros, fechado en septiembre de 1944, donde figuran sus identidades y lugar de nacimiento."Los trabajadores demolían un muro del sótano de una escuela cercana a lo que hoy se conserva del campo de concentración cuando se toparon con la botella", explicó un vocero del Museo de Auschwitz. "Creemos que los prisioneros arrancaron un pedazo de un saco de cemento para utilizarlo como papel y escribir su mensaje", agregó.El texto está escrito con lápiz y fechado el 9 de septiembre de 1944. Contiene los nombres, el número de identificación dado por las autoridades nazis y el lugar de nacimiento de siete jóvenes prisioneros, de entre 18 y 20 años, nacidos en Polonia y Francia.


Después de que los especialistas autenticaron el hallazgo, el vocero del Museo de Auschwitz dijo que al menos dos de las personas incluidas en el mensaje sobrevivieron, aunque no pudieron determinar qué pasó con ellas. Y señaló que de acuerdo con lo leído, los prisioneros pensaban que morirían en Auschwitz. El texto, sostuvo, fue un intento de dar evidencia de su existencia. La escuela donde se hizo el hallazgo formó parte de las instalaciones del complejo Auschwitz-Birkenau, una "fábrica de muerte" donde se estima que los nazis asesinaron a más de un millón de personas, en su mayoría judíos. Ubicado a pocos metros de lo que fue el campo de concentración, el actual colegio había sido usado por los nazis como un depósito durante la Segunda Guerra Mundial. De acuerdo con el periodista de la cadena inglesa BBC, Terry Egan, durante los trabajos de los obreros la botella se desprendió de una de sus paredes.

Desde el museo confirmaron que la botella y su mensaje se expondrán en el centro de visitantes como parte del legado de Auschwitz. De visita oficial en Polonia, el primer ministro británico, Gordon Brown, tenía previsto visitar ayer Auschwitz y sus instalaciones donde cada año miles de personas de todo el mundo recuerdan uno de los episodios más trágicos del Holocausto que vivió Europa durante la Segunda Guerra Mundial. En coincidencia, un tribunal de Viena, Austria, condenó a cinco años de prisión al escritor austríaco Gerd Honsik por haber negado la existencia del Holocausto.

Entre los cargos figura el haber propagado la ideología nacionalsocialista –en su revista "Halt" y en su libro "Absolución para Hitler"– a pesar de tener una condena anterior bajo la ley contra la negación del Holocausto que rige en Austria. Conocida la sentencia, Honsik anunció de inmediato que apelaría. También la Fiscalía dijo que apelaría pero porque considera que la pena es demasiado leve.

Seguidores (15/01/09)

Google+ Seguidores