Ir al contenido principal

La gripe porcina y el Apocalipsis.

El pastor mexicano, Isaac López, ha escrito, desde la situación que vive su país y su ciudad, una valiosa reflexión sobre la epidemia que estamos viviendo en este momento.
Me lo envió por e-mail el Pr. J. Stam

Esperanza en medio de la desesperanza
Introducción:

Lo que nos toca vivir hoy como país, ha provocado desesperanza. Las autoridades nos dicen que el virus de la influenza porcina es fácil erradicarlo, pero al mismo tiempo nos presentan que siguen los aumentos de personas infectadas. La ciudadanía hace preguntas que muchas veces en lugar de aclararlas surgen más preguntas. Muchas personas tampoco creen en lo que las autoridades nos dicen.

¿A dónde iremos? Como dijera el apóstol Pedro: ¿A quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna (Jn. 6:68). Estas palabras suenan fáciles y bonitas, pero no olvidemos el contexto en el que se dicen, la multitud ha vuelto atrás. Confesar a Jesús cuando todos están de acuerdo es fácil, pero confesarlo en medio de la adversidad es realmente confesarlo. Hoy es el momento de decidir como Pedro de confesar a Jesús de que él tiene palabras de vida eterna. Es el momento de refugiarnos en Dios. Porque él está con nosotros en medio de todo lo que está sucediendo.

Por otro lado, hay quienes ven esto como apocalíptico, dicho sea de paso, que Apocalipsis quiere decir correr el velo, destapar o revelar. Dista mucho de la idea de catastrófico, que es la connotación que hoy día se le da.

El libro de Apocalipsis fue escrito para dar instrucción, consuelo y fortaleza a la iglesia sufriente y perseguida. Como dice Juan Stam:

Algo raro ha pasado con este libro. Fue escrito para quitarles el miedo a los cristianos de Asia Menor en el siglo 1, pero ahora tiene el efecto opuesto: llena de miedo a muchos lectores. Ellos, que vivían amenazados, lo recibían como esperanza; nosotros, que vivimos tranquilos, lo recibimos a menudo como amenazante. Algunos hasta sufren pesadillas con las dantescas imágenes de Juan, y predicadores oportunistas las explotan para ejercitar un terrorismo apocalíptico. ¡Al contrario: el Apocalipsis es un mensaje de esperanza en Cristo que debe llenarnos de gozo! [1]

Es la razón por la que al leer Apocalipsis 6 una clave que no debe olvidarse es que quien abre los sellos es el Cordero, así lo dice Juan, “Vi cuando el Cordero abrió el primero de los sellos”. Esto quiere decir en primer lugar que Cristo Reina. No que va a reinar. Reina ya. Cristo no reinará sino que reina ya. Por lo tanto, no hay sello que nuestro Señor no abra. Porque sabemos que a los que aman a Dios todas las cosas les ayudan a bien.

Si el cordero de Dios, Jesucristo, abre los sellos, lo que esto significa es que la historia sigue estando en manos de nuestro Dios. Y que ninguno de los jinetes sale sin la orden del Cordero. Es entonces que: “por medio de estas fuerzas y azotes, a pesar de los pesares, Dios en Cristo va realizando sus propósitos de salvación y vida, nos llama al arrepentimiento y juzga la maldad de los injustos”. [2]Por lo que todo poder pertenece a Jesucristo y los anti-poderes están limitados a la voluntad divina, aún Satanás mismo.

Sin nuestro Señor Jesucristo, la historia de la humanidad sería un caos y la vida no tendría sentido. Por lo que la única forma de entender la historia es en Cristo quien es el alfa y la omega.

Nosotros como cristianos somos llamados a ver que el plan de Dios se lleva a cabo aún en medio del aparente caos. Pero el Cordero de Dios sigue teniendo la historia en sus manos, esas manos que se dejaron clavar por amor a nosotros. Por eso somos más que vencedores por medio de aquél que nos amó. Que es nada más y nada menos que Cristo nuestro Señor. Por eso podemos tener esperanza en medio de la desesperanza, fe en medio de la duda. Amén.

Pastor Isaac López Jiménez
Presidente de la Junta de Directores de SBM
(Sociedad Bíblica de México)

Entradas populares de este blog

El aborto: ¿legal o ilegal?

En estos días ingresaron tres proyectos de ley al congreso que intentar reglamentar el procedimiento de abortos no punibles ya contemplados en la ley, específicamente en el artículo 86 del Código Penal, que señala:

“El aborto practicado por un médico diplomado con el consentimiento de la mujer encinta no es punible: si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios; si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. En este caso, el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto”.

Otros, más audaces, presagian que esto es la antesala para la legalización de todo tipo de aborto. El motivo que se esgrime en esta nueva propuesta es que las mujeres pobres mueren cuando se hacen un aborto en condiciones precarias. Sin embargo, la legalización no necesariamente baja la tasa de mortalidad, menos si se considera la tasa…

Las misiones existen porque la adoración no existe

Octubre 27, 2012 Las misiones existen porque la adoración no existe: Un legado de Bethlehem, heredado y dejado en herencia John Piper, Texto: Tito 3:4–14    Tema: Misiones mundiales
Este es mi trigésimo y (dependiendo de cómo ustedes lo cuenten), es el último mensaje sobre misiones que daré como pastor de ustedes, exceptuando el hecho de que todos mis mensajes son sobre misiones, para los que tienen oídos para oír. Pero usted sabe a qué me refiero. Cada año, (menos uno), comenzando el 13 de noviembre de 1983, he predicado durante nuestro enfoque de otoño sobre las misiones globales. Y éste es mi último. ¡Qué gran privilegio ser parte del legado de Bethlehem de las misiones mundiales! Guiar a Bethlehem es guiar a una agencia misionera mundial. No solo a una iglesia. Sino a una iglesia que se ha convertido en una organización mundial de envío de misioneros. Este liderazgo en misiones globales fue una herencia que recibí y que no creé. Y es un legado que lego con gozo sobreabundante a Jaso…

Refugiados en la pampa gaucha

Cómo comenzar una nueva vida, el drama de los jóvenes sirios en la ArgentinaJwanna Jabbour (26) y Hazem Abdoush (25) llegaron hace algunos meses escapando del horror en Siria; sus mayores dificultades son conseguir trabajo y aprender el idioma Hace 6 años que la guerra en Siria destruye todo lo que encuentra a su paso.
Este conflicto ha generado más de 5 millones de refugiados y cerca de 500.000 muertos . La gran mayoría de sirios deciden trasladarse a países vecinos con la esperanza de regresar algún día, mientras que otros se embarcan en hazañas mucho más dramáticas. Jwanna Jabbour (26) y Hazem Abdoush (25), dos jóvenes profesionales sirios, decidieron dejar atrás el infierno para comenzar una nueva vida en la Argentina. Ambos son parte de los más de 200 sirios que llegaron mediante el Programa Siria, lanzado por la Dirección Nacional de Migraciones. Leer más...
Fuente: Carola Cinto LA NACION Viernes 03 de Febrero de 2017 • 00:37