lunes, 11 de mayo de 2009

Con Amor se sana el alma herida

Empiezo la mañana bendiciendo a Dios y al día, luego un texto bíblico en ayunas es una buena base para todo lo que siga...
Más bien, sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo. Efesios 4:32

El Nuevo Testamento, y la inspiración del apóstol San Pablo resulta algo hermoso, inspirador y detonante.

Luego leo algunos artículos de los diarios nacionales que no me dejan separarme de la recomendación apostólica. El español Enrique Rojas que presenta su libro en la Feria del Libro sobre la amistad y habla del matrimonio y la epidemia que sufre.
Por otro lado, el Papa en su visita a Jordania llama a la gente a tener coraje (Impetuosa decisión y esfuerzo del ánimo, valor. || 2. Irritación, ira) para mantener la presencia de la Iglesia en aquel lugar y, por último dos belgas que realizan una peli "testimonial" y que afirman "La vida humana cada vez tiene menos importancia" ¡Que acierto!

Todo esto no es más que un círculo vicioso, un remolino que despoja a las personas y deja solamente sus cuerpos al desnudo en impúdica apariencia hedonista.
Las relaciones rotas en la pareja, el todo vale, “te hago daño porque vos me lo hiciste primero”. El pretender que la Iglesia se mantiene en un lugar con coraje es algo totalmente incomprensible más cuando lo expresa quien se arroga el título de autoridad máxima. ¡Cuanta razón tienen estos muchachos belgas!
Su comentario me parece más acertado que los del Papa, lamentablemente, al menos en ese aspecto.

La iglesia cristiana recibe de Jesús tres mandamientos basados en el amor, amor a Dios, al prójimo y al hermano. El amor es fundamental para la vida y debe ser sin fingimiento. La iglesia con amor, sana, une.
¿Como no va a haber relaciones rotas entre las personas? Por un supuesto coraje mal entendido se organizaron las Cruzadas, para mantener un bastión. Error que arrastramos ¿Hasta cuándo?
Si no nos sostiene el Señor a través de su Espíritu seremos nada más que platillos ruidosos. Tener amor es sufrirlo todo, creerlo todo, esperarlo todo, soportarlo todo. Así seremos Iglesia sanadora.

La vida humana es más que placer o poder, es más que un lugar en el cuerpo o un lugar en el mundo. Es relación. Relación con uno mismo, con los demás, con el medio ambiente, ¡Con Dios!
No dejemos pasar estas cosas por alto, no somos descartables y no hay persona que lo sea, aunque esté equivocada...

¡Seamos la Iglesia que Jesús ama y que vendrá a buscar! Una comunidad rescatada por Él y que rescata por amor y en amor. Entonces se revertirá el proceso, se detendrá el remolino, y seremos re-vestidos de gracia.
Dios te bendice.

Seguidores (15/01/09)

Google+ Seguidores