Ir al contenido principal

Un llamado al compromiso...

... en la inseguridad de todos los días

Podríamos acudir a muchos textos que hablan de la seguridad en el Señor. No tenemos dudas y ha quedado demostrado una y otra vez que en Él está la mayor seguridad.

Pero es notable que Jesús utilice una anécdota vinculada con la inseguridad de su tiempo para ilustrar la idea de misericordia (Lucas 10.25-37). Sabemos que la referencia de Jesús es correcta, y que el camino de Jerusalén a Jericó –unos 30 kms.– era conocido por los salteadores de la zona.

Pensando en la inseguridad de aquel tiempo, encontramos a un Barrabás, probablemente un asesino, que estaba en la cárcel por sus fechorías, y también en los ladrones al lado de Jesús en la cruz. Eran tiempos también muy difíciles. En realidad la violencia también recorre las páginas de la Biblia.

Ante nuestra realidad: ¿qué hacemos hoy? La diferencia es que hoy la inseguridad viene de la mano de adolescentes y jóvenes abrumados, enfermos y abandonados. Esto nos descoloca, pues si bien es similar la situación de violencia, pero ahora en manos de quienes están aflorando a la vida.

En algo muy importante hemos fallado de manera radical, y estamos ausentes –por no decir autistas– en el marco de nuestra sociedad. El templo y las actividades que desarrollamos en ellos ¿sirven a Dios? ¿No querrá Él misionar de otra manera?
Es la sal de la Palabra y el testimonio cristiano, que se disperse en todos los niveles y estratos de nuestra sociedad, la que podrá transformar el mundo, ofreciéndole seguridad genuina y amor a las personas.

En realidad la palabra “amor” se ha vaciado de contenido. Puede significar muchas cosas, menos el significado que Jesús le dio. Y ese significado es el que está ausente en la sociedad.
No miremos para otro lado, somos nosotros lo que tenemos esta responsabilidad en estas circunstancias, si no “hablarán los cascotes…”

Por Alberto Guerrero

Entradas populares de este blog

El aborto: ¿legal o ilegal?

En estos días ingresaron tres proyectos de ley al congreso que intentar reglamentar el procedimiento de abortos no punibles ya contemplados en la ley, específicamente en el artículo 86 del Código Penal, que señala:

“El aborto practicado por un médico diplomado con el consentimiento de la mujer encinta no es punible: si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios; si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. En este caso, el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto”.

Otros, más audaces, presagian que esto es la antesala para la legalización de todo tipo de aborto. El motivo que se esgrime en esta nueva propuesta es que las mujeres pobres mueren cuando se hacen un aborto en condiciones precarias. Sin embargo, la legalización no necesariamente baja la tasa de mortalidad, menos si se considera la tasa…

Las misiones existen porque la adoración no existe

Octubre 27, 2012 Las misiones existen porque la adoración no existe: Un legado de Bethlehem, heredado y dejado en herencia John Piper, Texto: Tito 3:4–14    Tema: Misiones mundiales
Este es mi trigésimo y (dependiendo de cómo ustedes lo cuenten), es el último mensaje sobre misiones que daré como pastor de ustedes, exceptuando el hecho de que todos mis mensajes son sobre misiones, para los que tienen oídos para oír. Pero usted sabe a qué me refiero. Cada año, (menos uno), comenzando el 13 de noviembre de 1983, he predicado durante nuestro enfoque de otoño sobre las misiones globales. Y éste es mi último. ¡Qué gran privilegio ser parte del legado de Bethlehem de las misiones mundiales! Guiar a Bethlehem es guiar a una agencia misionera mundial. No solo a una iglesia. Sino a una iglesia que se ha convertido en una organización mundial de envío de misioneros. Este liderazgo en misiones globales fue una herencia que recibí y que no creé. Y es un legado que lego con gozo sobreabundante a Jaso…

Refugiados en la pampa gaucha

Cómo comenzar una nueva vida, el drama de los jóvenes sirios en la ArgentinaJwanna Jabbour (26) y Hazem Abdoush (25) llegaron hace algunos meses escapando del horror en Siria; sus mayores dificultades son conseguir trabajo y aprender el idioma Hace 6 años que la guerra en Siria destruye todo lo que encuentra a su paso.
Este conflicto ha generado más de 5 millones de refugiados y cerca de 500.000 muertos . La gran mayoría de sirios deciden trasladarse a países vecinos con la esperanza de regresar algún día, mientras que otros se embarcan en hazañas mucho más dramáticas. Jwanna Jabbour (26) y Hazem Abdoush (25), dos jóvenes profesionales sirios, decidieron dejar atrás el infierno para comenzar una nueva vida en la Argentina. Ambos son parte de los más de 200 sirios que llegaron mediante el Programa Siria, lanzado por la Dirección Nacional de Migraciones. Leer más...
Fuente: Carola Cinto LA NACION Viernes 03 de Febrero de 2017 • 00:37