lunes, 5 de enero de 2009

Reiniciando en el 2009

¡Ya se te ha declarado lo que es bueno! Ya se te ha dicho lo que de ti espera el Señor: Practicar la justicia, amar la misericordia, y humillarte ante tu Dios. Miqueas 6:8 (NVI)

¡Claro que sí! Ahora solo me queda hacerlo, cada uno de los días que el Señor me regale en este 2009 y siguientes, hasta donde la bondad de Dios lo decida.

Bueno ha sido conmigo, me ha provisto más de lo que sembré, de lo que invertí, de lo que dí. ¡Así es Él! Toda la gloria, toda la honra son para Tí mi Jesús, expresa una hermosa canción.

No practicaré mi justicia porque soy injusto, no haría bien. Pero si procuraré practicar la justicia de Jesús, aquella que quiere Dios, Él ya me ha justificado para que haga buenas obras y espero no defraudarlo, el Espíritu Santo me ayudará.

Sucede que vivimos en un mundo injusto y eso muchas veces atenta contra nuestros más nobles sentimientos pero el que es nuestra Paz nos amó tanto que nos dió ejemplo, Jesús siguió la paz con todos y la santidad, hizo bienes a muchos y estableció el Camino a transitar en este mundo, Él lo hizo primero y sin pecar.

Que en este nuevo año calendario la advertencia del profeta Miqueas sea mi aliciente personal, ya que tengo lo más importante y ¿Porqué no el suyo? ¿Porqué no el nuestro?

¡Vamos, con Él todo es posible...!

Un abrazo

Seguidores (15/01/09)

Google+ Seguidores