viernes, 23 de mayo de 2008

Antinatural

"La erosión y la sedimentación al cambiar el curso del río ocasionan desastrosas inundaciones y sequías, con importantes pérdidas de cosechas y ganado"
Esta frase corresponde a un artículo acerca del río Pilcomayo.

En mi país, en tanto insiste en legalizar aquello que altera lo natural, me recuerda al profeta Isaías:

¡Ay de ustedes, que con mentiras arrastran la maldad, que arrastran el pecado como quien tira de un carro! … ¡Ay de ustedes, que llaman bueno a lo malo, y malo a lo bueno; que convierten la luz en oscuridad, y la oscuridad en luz; que convierten lo amargo en dulce, y lo dulce en amargo! ¡Ay de ustedes, que se creen sabios y se consideran inteligentes! ¡Ay de ustedes, que son campeones bebiendo vino, y nadie les gana en preparar licores! Ustedes, que por dinero declaran inocente al culpable y desconocen los derechos del inocente.

El oficialismo impulsa un proyecto de ley para permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo y que fue presentado ya en el Congreso.
También cuenta con apoyo desde el exterior "Pedimos a la presidenta Kirchner que sea valiente para llevar a la Argentina al futuro" habría dicho un dirigente ibérico del PSOE.
¿Cuál es ese futuro? ¿Será acaso el de la sanidad, el del pleno empleo, el de la plena escolaridad, el de la no violencia? Por que eso es realmente lo que precisamos.

Hace poco, las noticias nos quisieron sorprender con un supuesto hombre embarazado, un transexual, Thomas Beatie que nació mujer pero hizo un tratamiento para convertirse en varón y, ahora, está gestando el hijo que tendrá con su pareja.
Es una mujer que no logra cambiar el cauce de su naturaleza, lo puede disfrazar con operaciones, hormonas y con documentos que no terminan de alterar su naturaleza femenina y maternal. Hay cosas que son innegables, tan naturales como que debieron recurrir a un banco de esperma para que ella quedara embarazada ¡Es natural! Entonces ¿Porqué toda esta transgresión a la naturaleza del matrimonio?

El matrimonio es monogámico, heterosexual y permanente.

Esa es su naturaleza divina, la misión que le fue conferida para reproducirse y ser base de la sociedad, realizándose plenamente en su naturaleza humana. Toda otra desviación es antinatural y por lo tanto erosiona la calidad de vida produciendo graves pérdidas.

Basta de llamar bueno a lo malo, si en definitiva nuestra Constitución Nacional en su Art 19 protege la vida íntima de los hombres en tanto no ofendan al orden y a la moral pública o perjudiquen a un tercero.

No es mi intención juzgar a nadie sino advertir del peligro al que se pretende conducir a las nuevas generaciones bajo el pretexto de "no quedar atrás".

"Porque la palabra de Dios tiene vida y poder. Es más cortante que cualquier espada de dos filos, y penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta lo más íntimo de la persona; y somete a juicio los pensamientos y las intenciones del corazón. Nada de lo que Dios ha creado puede esconderse de él; todo está claramente expuesto ante aquel a quien tenemos que rendir cuentas." La Biblia

Seguidores (15/01/09)

Google+ Seguidores