martes, 2 de octubre de 2007

PAZ...


… sino que a paz nos llamó Dios. 1 Corintios 7:8
Estamos en primavera en esta parte del mundo, una estación preciosa donde la naturaleza parece despertar del sueño invernal, cobra vigor lo que estaba mustio y lo que parecía seco y sin vida… ¡Resucita!
Algunas plantas comienzan a extenderse rápidamente, echando nuevas guías, buscando alcanzar nuevos lugares, otras ya empiezan a formar los botones que en pocos días más se transformarán en pimpollos, que guardan en su interior hermosas flores llenas de perfume.
Maravillosa estación creada por Dios para nuestro regocijo y esperanza.
¿No podemos acaso nosotros también despertar y extendernos en nuevas acciones de bien, de vida y de esperanza?
Tratemos de alcanzar a otros, de perfumar su vida y de llevarles la LUZ que les acompañe en el camino.
Fue largo el invierno, la enfermedad, la soledad, la tristeza. Es tiempo también de terminar los lutos, los gemidos y levantar con esperanza los ojos al cielo.



Porque así como nacen las plantas de la tierra
y brotan los retoños en un jardín,
así hará el Señor que brote su victoria
y que todas las naciones entonen cantos de alabanza.



Dios Habla Hoy - La Biblia de Estudio.

Seguidores (15/01/09)

Google+ Seguidores